OHEAU70

Padres y madres que cultivan sus talentos

Los padres y madres que cultivan sus talentos hacen mejores familias. Vivimos en una sociedad de constante cambio y cómo nos educaron a nosotros puede que no funcione con nuestros hijos. Actualizar nuestras competencias como padres y madres, es esencial para crear un ambiente armónico y sano en la familia.

Escritora británica que en su ensayo “Una habitación propia” expone las dificultades de las mujeres para consagrarse a la escritura.

Virginia Woolf nos hablaba de aquella habitación propia, nos enseñaba la importancia de tener un espacio de creación, de reflexión y de crecimiento. ¿Te imaginas vivir toda la vida para servir a los demás? El rol de madre es verdaderamente exigente, el de padre también, exige una dedicación a tiempo completo, absoluta preocupación, altas competencias de organización e imprescindible gestión emocional para ir resolviendo la aventura del vivir. La sociedad cada día exige más, por lo que olvidar nuestro corazón para dedicarnos al de otro es muy fácil.

Hay un dicho popular que refleja muy bien esta situación

“Hace más un padre por cien hijos, que 100 hijos por un padre”

Sin que nos llevemos una desilusión más adelante, tengo que adelantaros que esto es cierto. El amor auténtico que sienten los padres o madres por los hijos/as suele verse correspondido a veces por la ingratitud de los hijos/as. En nuestro rol de hijas o hijos nos invade un aire de desagradecimiento, natural a la condición humana.

Con esto podemos vislumbrar un futuro no muy lejano donde nuestros hijos/as creen su proyecto propio y ya no necesiten de nuestros cuidados. ¿Estarías preparado para esa situación? Si a lo largo de toda tu vida, tu único proyecto ha sido el de proveer a tus hijos/as lo mejor de lo mejor, vivir por ellos y para ellos. ¿Crees que has sido fiel a tu corazón? o que simplemente te has conformado con tu misión como padre o madre…

¿Dónde están mis intereses y motivaciones?

Si dedicas todos tus esfuerzos, tus energías y tus pensamientos a la crianza, ¿se quedaría algo por el camino? ¿Estarías renunciando a algo? “Es que para ser padres o madres hay que renunciar a muchas cosas…” creencia instaurada en nuestro software mental. Es obvio que la decisión de tener hijos/as es un gran compromiso que requiere grandes dosis de capacidades mentales, físicas y emocionales. Una vez que aceptamos este compromiso y queremos mejorar este mundo educando a un ser único, ¿nuestro propósito vital puede tener más intenciones? ¿o simplemente el resto de nuestros días quedarán para la preocupación, el apego incontrolado y la dependencia emocional…?

¿Tendrás tu propio proyecto o alimentarás tu dependencia emocional?

El plan de ser madre o padre se debe revisar y actualizar, no te quedes con un patrón de comportamiento que te limite, revisa lo que estás haciendo y mejora, dedícate tu tiempo, cuando tu hijo/a tenga 12 años ya no dependerá tanto de ti. Puedes ir poco a poco, viviendo con un propósito para ti en exclusivo, una habitación propia que diría Virginia Woolf, un espacio de reflexión para cultivar tu corazón y seguir alimentando tus talentos. ¿Recuerdas eso de que para cambiar el mundo tienes que cambiar tú? Llegará un punto en el que necesites sentirte progresar por tu propio bienestar y el de tu familia.

La planificación es clave del éxito. En nuestra Super Family School tenemos una variedad de talleres semanales donde puedes actualizar tus competencias como padre o madre, desarrollar tu talento como tal y compartir experiencias similares con situaciones comunes del día a día en la familia. ¡Anímate y reserva tu plaza!

Puedes hacernos llegar tus comentarios aquí abajo o a través de la dirección de correo electrónico: info@orientandoenposito.es.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *